29/12/2017

Un investigador y asesor de la NASA expuso en la Facultad de Ingeniería

El decano de la Facultad de Ingeniería recibió la visita de Miguel Angel Moreno, un sanjuanino egresado de la Escuela Industrial que se radicó en Estados Unidos, trabajó en la NASA, fundó una empresa de innovación tecnológica y actualmente es decano de un instituto tecnológico en la Universidad de Southern California (USC).

“El estudio del Universo es muy complejo. Por eso, a partir de la identificación de un expoplaneta tan similar a la Tierra como el que se ha confirmado, podemos concentrar todo el esfuerzo", expresó en su visita a la Facultad de Ingeniería (UNSJ), Miguel Ángel Moreno, MS, Ph.D., LEEED, BPIEA, profesor de Física, Ciencias del Ambiente y de Astronomía, decano del instituto LATTC de la USC de Los Angeles, California. 

El científico se refería a las investigaciones obtenidas mediante distintas misiones espaciales en los últimos años, especialmente las del telescopio Kepler. En particular, enfatizó en el hecho que, del total de planetas que integran el top diez Índice de Similitud con la Tierra (ESI), el primero de ellos permite orientar todos los esfuerzos de investigación hacia el mismo. 

Moreno nació en San Juan y cursó sus estudios secundarios en la Escuela Industrial "Domingo Faustino Sarmiento". Realizó sus estudios superiores en Estados Unidos, donde fundó una empresa dedicada a innovaciones tecnológicas con aplicaciones civiles, educacionales y de investigación. Trabajó en la NASA actualmente es decano de un instituto de la Universidad de Southern California y continúa brindando servicios como asesor de la NASA. 

A comienzos de 2017, la NASA anunció el descubrimiento de diez planetas con condiciones similares a la Tierra, característica que permite suponer la existencia de vida en ellos. En junio de este año, vía twitter, la agencia espacial de Estados Unidos publicó con bombos y platillos el descubrimiento de un nuevo exoplaneta (orbita una estrella diferente al Sol) por parte de su misión espacial actualmente en órbita, Kepler. El flamante planeta, a quien el organismo espacial ha denominado como “el primo mayor” de la Tierra, es algo más grande que el nuestro, pero cuenta con las condiciones necesarias para albergar vida. 

El Kepler 452b, como se ha denominado al nuevo planeta, orbita a una distancia similar de su estrella a la que lo hace la tierra del sol. Los científicos de la misión, aseguran que se trata del planeta más parecido a la Tierra que se haya encontrado jamás. 

El descubrimiento se suma a los que ya se vienen realizando desde el año 2011, tales como el del exoplaneta Kepler 186 f que fue descubierto en el año 2014 y que es más pequeño que el planeta tierra, aunque orbita una estrella roja enana que es bastante más fresca que el sol. Estos mundos lejanos resultan de enorme interés para los astrónomos, ya que parecen ser lo suficientemente reducidos y cálidos como para contener agua líquida en su superficie y ser, por tanto, adecuados para el surgimiento de vida. 

De acuerdo al Índice de Similitud con la Tierra (ESI) -que tiene en cuenta la densidad atmosférica, la temperatura superficial, la humedad relativa, estimada sobre la base de la distancia respecto a su estrella y a la luminosidad de la misma- es posible estimar la potencialidad de vida en cada exoplaneta.

El Kepler-452b, a diferencia de sus planetas hermanos, orbita una estrella que es pariente cercana del sol, ya que es de la misma clase. Tiene sólo un 4% más de masa y es un 10% más brillante. El planeta Kepler-452b tarda 385 días en completar una vuelta completa a su estrella, lo que hace que su período orbital sea sólo un 5 % más largo que el de la tierra. 

A pesar de que la masa del prometedor planeta todavía no puede ser medida, los científicos se manejan con tamaños estimados. Las estimaciones más certeras hablan de que el Kepler 452b podría ser cinco veces más grande que la tierra. Si fuera rocoso, podría contener aún actividad volcánica activa y su gravedad podría ser casi el doble de la que tenemos en nuestro planeta.

El mundo recientemente descubierto se incluye en un conjunto de 500 posibles nuevos planetas avistados por el telescopio espacial Kepler. De estos 500 candidatos, el Kepler452b es el primero que se confirma oficialmente como planeta. 


Visita a la Facultad de Ingeniería

Este miércoles 27 de diciembre, visitó al decano de la Facultad de Ingeniería, Tadeo A. Berenguer, quien lo recibió junto con todo su equipo de Decanato y directores de institutos. 

La reunión tuvo lugar en la sala de reuniones del Consejo Directivo y se prolongó durante tres horas. Durante ese tiempo, las autoridades de la FI de la UNSJ escucharon atentamente al Dr. Moreno y realizaron consultas sobre muchas de las explicaciones que brindó sobre su experiencia en la investigación académica, comercial y estatal desarrollada durante sus años de carrera en Estados Unidos. 

Tecnologías de aplicación civil, industrial y educativa

El Dr. Miguel Angel Moreno brindó detalles sobre muchas de las innovaciones que ha desarrollado por medio de la empresa que fundó y que abarcan varios rubros. Entre los adelantos destinados a educación se destacan distintos tipos de lapiceras inteligentes; una sombrilla solar; una valija solar destinada especialmente para utilización en zonas rurales carentes de servicio de energía eléctrica tradicional; notebooks y tablets con nuevas capacidades; aplicaciones para observación astronómica y un drone ultraliviano que permite enseñar, tanto como realizar trabajos de relevamiento con autonomía de vuelo y de registro considerables, entre muchos implementos de gran interés. 

En cuanto a aplicaciones industriales se destacan las ventanas autolimpiantes, provistas de una finísima capa de dióxido de titanio de entre 10 y 25 nanómetros, capaz de romper las uniones entre las moléculas de la materia orgánica que conforma manchas de suciedad, para que estas caigan por sí mismas o se desprendan con la ayuda de factores climáticos. 

Salud: un kit para analizar la contaminación del agua

Entre los distintos dispositivos mencionados por Moreno, es destacable un kit para analizar la presencia de contaminantes en agua potable, provisto de 19 unidades de test. “Con este kit se dota de autonomía a cada hogar para que sus habitantes puedan medir ph, así como también la presencia de pesticidas, bacterias, hierro, plomo, arsénico, calcio, nitratos, cobre, etc. presentes en el agua para consumo doméstico y así independizarse de los análisis que realizan organismos públicos o privados”, explicó el científico. 

Muchas de las dolencias que hoy sufren pobladores de las distintas comunidades del mundo, responden a causas desconocidas. El agua es fuente de muchos problemas orgánicos, así como también los pesticidas en vegetales que luego se ingieren o el agua de riego. Pero muchas veces, los síntomas comienzan a sentirse en veinte o treinta años, por eso, es tan necesario contar con mecanismos independientes que puedan analizar la pureza de lo que consumimos”, destacó Moreno. 

Un complejo solar a base de cáscara de arroz

Uno de los tramos de la reunión que más interesó a los investigadores y autoridades de la Facultad, estuvo signada por la explicación de un proyecto formulado hace más de una década. El Dr. Moreno recordó que hace muchos años fue consultado por el gobierno para la proyección de una fábrica de paneles solares en la provincia de San Juan, iniciativa que más tarde fue tomando forma. 

A partir de su trabajo en esa idea, Moreno formuló un proyecto integral y luego desarrolló, en conjunto con otros investigadores, toda una gama de aplicaciones para la explotación de la cáscara de arroz como materia prima para la producción de silicio, necesario para las láminas que contienen células fotovoltaicas de los paneles. 

“Esta tecnología es mucho más amigable con el medio ambiente puesto que siempre que se procesan minerales, en este caso, arena, existen residuos contaminantes; y menos costosa en términos energéticos y de insumos”. indicó Moreno. 

La sílice se encuentra distribuida a través de la estructura de las plantas, especialmente en los tallos, para reforzarlas y endurecerlas; ejemplos de ello son los tallos de pastos y granos, el bambú, la cáscara de las nueces, las espinas duras de algunas plantas como la ortiga y ciertas especies de madera.

La presencia de sílice dentro de la estructura de la cascarilla de arroz se conoce desde 1938. No obstante, desde 1934 científicos japoneses ya habían observado que el silicio es benéfico para el crecimiento normal del arroz.

Desde hace décadas, la apuesta por la energía solar ha creado una gran demanda de silicio altamente purificado, clave para la fabricación de células fotovoltaicas. El problema es que en el mercado no hay suficiente silicio con la pureza necesaria para satisfacer la demanda, lo que fue y continúa provocando una frenética búsqueda de alternativas. Una de las que han salido a la palestra ha llamado la atención por la materia prima que quiere usar para extraer el silicio: la cáscara de arroz.

Tecnología para defensa y exploración del espacio

En el último tramo de la reunión, el científico y empresario brindó detalles sobre diversos estudios realizados por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) a partir de sus misiones espaciales. 
 


Científico polifacético

Miguel Ángel Moreno, Ph.D. se desempeña como Director de Investigación en Support Services Of America, Inc. Es Gerente Comercial en Todoasistencia.com. La responsabilidad del Dr. Moreno en los Servicios de soporte de América es ayudar a guiar el desarrollo de un nuevo software de simulador de ahorro y tecnologías innovadoras. Juega un papel de apoyo para la inclusión de nuevas tecnologías y un nuevo software avanzado para proporcionar ahorros a los clientes de SSA. 

El Dr. Moreno es Profesor de Física, Ingeniería y Astronomía. Trabajó para la NASA en la Misión del Telescopio Espacial Hubble como Científico Principal en el equipo de la Cámara y en la Misión Galileo. Ha participado en muchas conferencias mundiales sobre exploración espacial en representación de NASA / JPL. También ha desarrollado programas tecnológicos innovadores en Microchip Manufacturing, Robotics and Nanotechnology para las universidades de Los Ángeles en asociación con USC y UCLA. 

Cuenta con una trayectoria reconocida en el ámbito de las publicaciones en revistas científicas y tecnológicas. Su formación académica incluye su Licenciatura en Física de UC Berkeley. También asistió a Cal State Hayward; Luego fue a la UCLA donde recibió su Maestría en Física Atómica. Posteriormente recibió su Ph.D. Licenciado en dos áreas separadas de Física Espacial y en Geofísica. 

Copyright© 2018 - laseptima.info - Todos los derechos reservados